Himnos y Canciones de La Legión

La Canción del Legionario (Himno Oficial de La Legión)

Soy valiente y leal Legionario,

soy soldado de brava Legión,

pesa en mi alma doliente calvario,

que en el fuego busca redención.

 

Mi divisa no conoce el miedo,

mi destino tan solo es sufrir,

mi bandera luchar con denuedo,

hasta conseguir vencer o morir.

 

Estribillo

Legionario, Legionario,

que te entregas a luchar,

y al azar dejas tu suerte,

pues tu vida es un azar.

 

Legionario, Legionario,

de bravura sin igual,

si en la guerra hallas la muerte,

tendrás siempre por sudario,

Legionario,

la Bandera Nacional.

 

¡Legionarios a luchar!

¡Legionarios a morir!

 

Somos héroes incógnitos todos,

nadie aspire a saber quien soy yo,

mil tragedias, de diversos modos,

el correr de la vida forjó.

 

Cada uno será lo que quiera,

nada importa su vida anterior, 

pero juntos formamos Bandera,

que da a La Legión

el más alto honor.

 

Estribillo

Tercios Heróicos (Himno a los Legionarios)

I

Tercios heróicos, Legión valiente

que en la vanguardia sabéis morir,

son el orgullo de nuestra España

vuestras hazañas al combatir.

 

Los que en España no habéis nacido

y sangre y vida dáis en su honor,

hijos de España sois predilectos

que habéis ganado su excelso amor.

 

Estribillo

Legionarios a Luchar,

Legionarios a Morir.

Legionarios a Luchar,

Legionarios a Morir.

 

¡Viva España! valientes hermanos,

¡Viva España! Legión inmortal,

que es gran gloria morir por España,

abrazado a sublime ideal.

 

Con la sangre que vierten tus hijos,

más frondoso el laurel brotará, 

del que haremos coronas que España,

en sus sienes augustas pondrá.

 

¡Viva España!,

¡Viva La Legión!

 

II

Ya surja ruda y feroz pelea,

o de la lucha cese el afán,

notad que os cercan siempre amorosas,

sútiles sobras que un beso os dan.

 

El pensamiento de España entera,

vedlo en el ténue fugaz rumor,

que nunca cesa de acariciaros

de vuestros pasos alrededor.

 

Estribillo

 

III

Tercios invictos, Legión de bravos,

al mundo entero, con altivez,

podéis mirarlo porque vosotros,

del mundo entero sois honra y prez.

 

Donde el caído lloró angustiado,

donde el hermano la vida dio,

donde traiciones piden venganza,

vuestra bravura siempre acudió.

 

Estribillo

El Novio de la Muerte

I

Nadie en el Tercio sabía,

quien era aquel Legionario,

tan audaz y temerario,

que a La Legión se alisto.

Nadie sabía su historia,

más La Legión suponía,

que un gran dolor le mordía,

como un lobo el corazón.

 

Más si alguno quien era le preguntaba,

con dolor y rudeza le contestaba:

 

Estribillo

Soy un hombre a quien la suerte,

hirió con zarpa de fiera.

Soy un novio de la muerte,

que va a unirse en lazo fuerte,

con tan leal compañera.

 

II

Cuando más rudo era el fuego,

y la pelea más fiera,

defendiendo a su Bandera,

el Legionario avanzó,

y sin temer al empuje,

del enemigo exaltado,

supo morir como un bravo,

y la Enseña rescató.

 

Y al regar con su sangre la tierra ardiente,

murmuró el legionario con voz doliente:

 

Estribillo

Soy un hombre a quien la suerte,

hirió con zarpa de fiera.

Soy un novio de la muerte,

que va a unirse en lazo fuerte,

con tan leal compañera.

 

III

Cuando al fin le recogieron,

entre su pecho encontraron,

una carta y un retrato,

de una divina mujer.

Y aquella carta decía,

si algún día Dios te llama,

para mi un puesto reclama,

que a buscarte pronto iré.

 

Y en el último beso que le enviaba,

su postrer despedida le consagraba:

 

Estribillo

Por ir a tu lado a verte,

mi más leal compañera,

me hice Novio de la Muerte,

la estreché con lazo fuerte,

y su amor fue mi Bandera.

Pobrecitos Maridos Infelices

Pobrecitos maridos infelices,

que tenéis la testuz como un carnero,

viviréis contentos y felices,

alistándoos al Tercio de Extranjeros.

 

Son tres pesetas, bien comido y bien bebido,

tendrás fama de león, aunque seas un "cabrito" en La Legión.

 

Comida sana y abundante,

la que dan en el Tercio de Extranjeros,

cocinada por cuatro o seis mangantes,

a los cuales llamamos los rancheros.

 

Una sopita, un cocidito,

y la cabeza de un besuguito,

y un vasito de vino peleón,

ese es el menú de La Legión.

 

Yo no sé que se han creido en el Tercio de Extranjeros,

que nos tienen comparados con peones camineros. 

Pon, pon, pon pon, porron pon pon.

 

Desde que se inventó el pico y la pala,

con el pico y la pala nos están dando la lata.

Este que está presente tres picos rompió,

y al día siguiente pasó al pelotón.

 

Y ese otro que en su pueblo se las daba de sereno,

con el hambre que pasaba se alistó al Tercio de Extranjeros.

Pon, pon, pon, porón pon pon.

 

Y a los cuatro días cabo interino lo hicieron,

le vino la propuesta firmada por los rancheros.

Le quitan los galones por ser un mangante,

y al día siguiente le hacen machacante.

 

Se ha portado bien en las operaciones,

todas las cruces, todas las medallas,

las lleva colgadas de los cojones.

 

Acabo de recibir... chin pun.

Acabo de recibir... chin pun.

Noticias frescas de mi país.

Noticias frescas de mi país.

 

Se está poniendo España en tan malas condiciones,

que se esta desarrollando el gremio de maricones.

Como siga así la cosa con tan poco disimulo,

se va a hacer pequeño el mundo para ir a tomar por culo.

 

¡Cómprate una gabardina!

¡Cabrón!

Como somos Caballeros Legionarios

Como somos Caballeros Legionarios,

hay mucha gente que no nos camela,

como si fuera un delito,

ser de La Legión Extranjera.

 

Nosotros no nos preocupamos,

ni del más grande ni el más chico,

ni tampoco olvidamos,

ni a los pobres ni a los ricos.

 

Cuando vamos por la carretera,

y nuestras carnes se tuestan al sol,

la sangre de nuestras venas,

es igual que la mejor.

 

Si asaltamos los corrales,

y robamos las gallinas,

es para matar el hambre,

que pasamos en la vida.

 

Y aunque a nadie le importa el sufrimiento,

que un Legionario lleva en el corazón,

demostramos que estamos satisfechos,

y llevamos en el pecho, el emblema de La Legión.

 

Si cantamos soleares,

o bailamos bulerías,

es para olvidar las penas,

que pasamos en la vida.

 

Y aunque a nadie le importa el sufrimiento,

que un Legionario lleva en el corazón,

demostramos que estamos satisfechos,

y llevamos en el pecho, el emblema de La Legión.

Un Inglés que vino de Londón

Un inglés que vino de London,

para ver si en este gran país,

podía alistarse a La Legión,

y al fin lo pudo conseguir.

 

Visitó todos los Banderines,

cual sería su ilusión, vacilón,

que el inglés cuando estaba firmando,

cantaba y decía esta canción:

 

"Goodbye, Allright,

yo quererme alistay

Tercio de Millán Astray,

honor y gloria hay"

 

Un inglés que vino de Londón,

para ver si en este gran país,

podía coger un colocón,

y al fin lo pudo conseguir.

 

Empezó en los grandes cafetines,

cual sería su ilusión, vacilón,

que el inglés cuando estaba colocado,

cantaba y decía esta canción:

 

"Goodbye, Allright,

yo quererme reenganchay

Tercio de Millán Astray,

buen kifi y grifa hay".

 

Un inglés que vino de Londón,

para ver si en este gran país,

podía entrar al pelotón,

y al fin lo pudo conseguir:

 

Terminó vendiendo la camisa,

camisola y pantalón, vacilón,

y el inglés cuando estaba picando,

cantaba y decía esta canción:

 

 

"Goodbye, Allright,

yo quererme licenciay

Tercio de Millán Astray,

mucho pico y pala hay"

El Simisi es un palito

El Simisi es un palito,

tralará, lará, tralará,

chiquitito y vacilón,

que todo aquel que lo fuma,

se queda con la canción,

tralará, lará tralará.

 

El Escaff que le ponemos,

tralará, lará, tralará,

es de forma rectangular,

que si no lo colocamos,

no podemos vacilar,

tralará, lará, tralará.

 

El Matú es de becerrito,

tralará, lará, tralará,

y el Kiffi es de Gran Ketama,

por eso los Caza Kies,

nos van a dar la mañana,

tralará, lará, tralará

 

Y Mahoma nos ha dicho,

tralará, lará, tralará,

que nos va a llevar a su reino,

porque nos ve vacilando,

como vacila un camello,

tralará, lará, tralará.

 

Cuando venga aquí Mahoma,

tralará, lará, tralará,

le vamos a regalar,

un Simisi de oro y plata,

y de platino el Escaff,

tralará, lará, tralará.

 

Aquí se acaba la historia,

tralará, lará, tralará,

de estos cuatro vacilones,

que por fumarse una Arguila,

vendieron los pantalones,

tralará, lará, tralará.

Cuevas de Ketama

Estando yo vacilando,

en las cuevas de Ketama,

me vino a pegar el corte,

el Sargento de Semana.

 

Como yo estaba colocado,

no me dijo casi nada,

que me presentara a él,

mañana por la mañana.

 

A la orden mi Sargento,

se presenta el vacilón,

que ha colocado Usted anoche,

serían la una o las dos.

 

Vamos a ver al Teniente,

al Oficial de Semana,

a ver que arresto le pone,

a un vacilón de esta fama.

 

A la orden mi Teniente,

se presenta el vacilón,

que ha colocado el Sargento,

serían la una o las dos.

 

Caballero Legionario,

dime lo que tu fumabas,

si era Kiffi o era Grifa,

o era puro de Ketama.

 

Yo la Grifa la tiraba,

a cien mil leguas de aquí,

yo lo que fumo es Arguila,

que es lo que me gusta a mí.

 

Si es Arguila lo que fumas,

vete tránquilo y contento,

vacilones de esta fama,

los quiero en el Campamento.

 

Muchas gracias mi Teniente,

por todas sus atenciones,

y ahora vuelvo a mi cueva,

a seguir mis vacilones.

Se fundó en Dar Riffien

Se fundó en Dar Riffien en el año 20,

esa Infantería que es de hombres valientes,

esa Infantería de hombres de honor,

que dieron la fama a su hermoso Guión.

 

Gritemos un ¡Viva España!,

y un Viva a nuestra Legión,

que Viva Millán Astray,

que fue nuestro Fundador.

 

Que Viva Francisco Franco,

Militar y Caballero,

de esta España Grande y Libre,

la más hermosa del mundo entero,

que tiene fama de noble y de valiente

por sus guerreros.

Tango Legionario

Cantando un tango en un burdel de Barcelona,

un Legionario una tanguista conoció,

y fue tan grande el amor del Legionario,

que al poco tiempo con la bella se caso.

 

Pasaron horas de placer y de alegría,

en el trayecto de Madrid a Barcelona,

más una tarde, embriagado el Legionario,

a la tangista sorprendió en un cabaret.

 

Loco de celos sin saber lo que se hacía,

sacó el revolver y a la ingrata disparó,

más no hizo blanco, lo trincó la policía,

y al poco tiempo le cantaba esta canción:

 

Olvida este tango que fue el orgullo de mi pobre corazón

y olvídate de mí, que si un día te conocí,

fue una noche en el Folié.

 

Arquilita pimpilita que detrás de tu antifaz,

llevas caña misteriosa que me invita a mi a fumar,

todo era ilusión, fantasía y placer,

lo que aquel Legionario sintió por aquella mujer.

 

Por aquella mujer que en su boca sensual,

dejó grabada la herida de aquel vacilón.

 

Fumar, fumar, y fumar con avaricia,

fumar, fumar, sin temor al que dirán,

hasta que la Arguila explote

y no pueda fumar más.

 

Hay quien dice que el Kiffi anestesia y calma el dolor,

yo les digo que llevo una herida en mi corazón,

la mujer que me hizo esta herida no la he vuelto a ver,

son recuerdos de mi alma perdida y aunque me pesa, la tuve que olvidar.

De Larache vengo ahora

De Larache vengo ahora, (Bis)

donde en el Tercio he servido, (Bis)

traigo conmigo a una mora, (Bis)

que por mi pierde el sentío. (Bis)

 

Y en su Cábila me ha jurao, (Bis)

quererme más que a ninguno, (Bis)

y entre rejas me ha cantado, (Bis)

este fandango moruno: (Bis)

 

Al Kiffi le llaman Grifa, 

y al comer le llaman Macla, 

un moro es un Mohamed, 

y una Funa es una Vaca.

(Bis)

 

Morena Ay mi morena,

morena del alma mía,

ay mi morena,

de mi querer, de mi querer.

 

Y a vivir conmigo viene,

y este cuento se ha acabado,

y un moro es un Mohamed,

y la suerte es la Baraca.

A la derecha va el Tercio

Que es aquello que reluce,

en lo alto de aquel cerro

(Bis)

un Tabor de Regulares,

y una Bandera del Tercio.

(Bis)

 

A la derecha va el Tercio,

y a la izquierda Regulares

(Bis)

y los que vienen detrás,

son los que ganan dos reales.

(Bis)

 

En lo alto del Gurugú,

una morita decía

(Bis)

vale más un Legionario

que toda la morería.

(Bis)

 

Caballero Legionario,

ven a romper este virgo

(Bis)

porque Regulares cuatro

lo ha intentado y no ha podido.

(Bis)

 

Si me quieres escribir,

ya sabes mi paradero

(Bis)

en el frente de Melilla

primera línea de fuego.

(Bis)

 

Los del Tercio son de oro,

los Regulares de plata

(Bis)

y los que vienen detrás,

son recortes de hojalata.

(Bis)

La Madelón Legionaria

Nuestra Bandera es brava y decidida,

todos hermanos en el corazón.

Que viva España sobre nuestra vida,

¡Viva España y Viva La Legión!.

 

En La Legión se lucha con gran saña,

es La Legión siempre fiel y leal,

que al combatir se inmola por España,

con bravura y coraje sin igual.

 

A La Legión le gusta mucho el vino,

a La Legión le gusta mucho el ron,

a La Legión le gustan las mujeres,

a las mujeres les gusta La Legión.

(Bis)

 

Vamos al frente vivos y ligeros,

en la vanguardia que es puesto de honor,

a demostrar que somos los primeros,

ha demostrar el Tercio su valor.

 

Los Legionarios son leales,

siempre dispuestos a morir,

ni la fatiga ni cien males,

pueden hacernos desistir.

 

Y antes de abandonar,

a uno sin compasión,

habría de quedar,

entera La Legión.

 

Nuestra Bandera es brava y decidida,

todos hermanos en el corazón.

Que viva España sobre nuestra vida,

¡Viva España y Viva La Legión!.

 

En La Legión se lucha con gran saña,

es La Legión siempre fiel y leal,

que al combatir se inmola por España,

con bravura y coraje sin igual.

Canción de Marcha

Las moritas de Ketama,

prefieren a los Legionarios,

porque dicen las muy tunas,

que son los más temerarios.

 

A La Legión, a La Legión,

a La Legión vine a luchar.

Adelante La Legión,

pues en ella está el amor,

y en el amor la eternidad.

 

En guerra había un Legionario,

que el pobre tenía suegra,

y exclamaba sonriendo,

¿Quien ha dicho que esto es guerra?

 

A La Legión, a La Legión,

a La Legión vine a luchar.

Adelante La Legión,

pues en ella está el amor,

y en el amor la eternidad.

 

Una negra me propuso,

zalameras relaciones,

y le contesté cantando:

Yo no entiendo de carbones.

 

A La Legión, a La Legión,

a La Legión vine a luchar.

Adelante La Legión,

pues en ella está el amor,

y en el amor la eternidad.

Concierto Legionario en Orihuela

Próxima Edición

click en imagen para información y reservas.

El tiempo en Málaga

Redes Sociales

Contador de Visitas